Brian

Brian es emprendedor por naturaleza, un hombre intenso al que le gusta vivir la vida exprimiendo cada minuto. Con su entusiasmo es capaz de buscar todas las formas posibles para lograr sus objetivos y, aunque en algunos momentos pueda salir su inseguridad, sabe rodearse de personas que siempre le recuerdan la gran fuerza que posee. Es un hombre de acción y eso le ha llevado a probar diferentes deportes de montaña, algunos con más riesgo que otros. Por suerte también es alguien prudente y, valiéndose de un sexto sentido difícil de definir, es capaz de prever los riesgos y las consecuencias de sus decisiones con precisión, decantándose así mayormente por aquellas opciones más divertidas a la vez que seguras. Si además añadimos a sus cualidades su buen sentido de la orientación, dejarse llevar por él siempre te asegura recorrer los caminos correctos.

Si hay algo que defina a Brian es su gran capacidad para la observación; no solamente es hábil para captar los detalles de todo lo que le rodea, sino que, además, posee una fina sensibilidad para percibir su belleza, su equilibrio, su forma. Es tanto capaz de asombrarse frente a la majestuosidad de un gran paisaje como de conmoverse con aquello más cotidiano y que, para la mayoría, pasaría desapercibido. Así, movido por su pasión por la imagen y la fotografía, hace ya unos años que decidió zambullirse en el maravilloso arte de inmortalizar escenas, intentando captar su esencia para, de algún modo, dejarla suspendida en el tiempo. Él mira el mundo y descubre sus tesoros en lo más sencillo, con la frescura y la emoción de quien mira algo por primera vez y, con la fotografía, dice haber encontrado el modo de retratar y llevarse consigo la magia de cada instante vivido.

El viaje que está a punto de emprender es un reto más de los que ya ha venido superando a lo largo de su vida, pero parece ser tan prometedora la experiencia que ha decidido compartirla con todo el mundo y, a través de sus imágenes, regalarnos un poquito de la magia de su experiencia.